fbpx

Profesiones que los niños quieren desempeñar en el futuro. ¿Qué quieres ser de grande? Es una pregunta recurrente que los niños escuchan tanto en la escuela como en casa. Existen profesiones que no han pasado de moda y siguen siendo las favoritas de chicos y grandes. Doctor, maestra, futbolista, veterinaria, policía, enfermera, “yo quiero ser como mi papá” “yo quiero seguir los pasos de mi mamá”; estas son algunas de las respuestas más comunes que escuchamos ante tal pregunta, no obstante, es una realidad que con la evolución tecnológica han surgido las llamadas “profesiones del futuro” que están llamando la atención de los menores y que distan un poco de las profesiones tradicionales. 

Apoyar a los menores en su etapa estudiantil es fundamental para la consecución de sus deseos profesionales. He aquí una lista de las profesiones a las que los niños se quieren dedicar y qué herramientas necesitan para poder desarrollarse a un futuro en el ámbito profesional.

Millones de estudiantes de toda Latinoamérica en su etapa de educación elemental han regresado a clases para continuar con sus estudios, algunos lo siguen haciendo de forma remota desde sus casas, otros lo hacen de forma presencial. Ante la competitividad y la gran demanda internacional es necesario complementar la educación con cursos, talleres, diplomados, especialidades, idiomas, etc, que permitan que el estudiante de hoy tenga más herramientas para el futuro.

Vivimos en un mundo cada vez más demandante y competitivo, es por eso por lo que, sin importar la modalidad, muchos profesionales han optado por complementar sus estudios universitarios con una serie de cursos, talleres, diplomados, especialidades e idiomas que les permitan ser candidatos ante tal nivel de demanda.

Los niños no están exentos de esta actividad, pues entre mejor preparados estén desde su educación temprana, desarrollen habilidades digitales y dominen los varios idiomas, serán adultos mejor capacitados y competentes para la vida laboral. Además de un listado de las profesiones favoritas de la niñez, en este artículo también encontrarás una serie de sugerencias para complementar la formación académica de los menores.

Top 10 profesiones a las que los niños se quieren dedicar

10.- Gerente de negocios

Ser el gerente de una empresa es un puesto que requiere de mucha responsabilidad y perseverancia ¡Roma no se construyó en un día! Los gerentes son las personas encargadas de la dirección y organización de la empresa para el buen funcionamiento de esta. A su vez, un gerente de negocios se encarga de mantener viva a su empresa, gestionar los recursos, buscar oportunidades de mercado nacional y extranjero, dirigir grupos de trabajo, por mencionar algunas de las funciones de esta profesión.

Es uno de los puestos más codiciados en el mundo de los mercados, por el gran ingreso que supone ocupar este puesto. Para ser gerente no necesariamente se tiene que ser el dueño de la empresa, pero sí es necesaria una formación profesional y una trayectoria laboral amplia.

Si tu hijo o hija sueña con ser el líder de una empresa, puedes apoyar a ese sueño inscribiéndolo a cursos de inglés para niños, pues este idioma es el ideal para los negocios y como en muchas otras profesiones, el dominio de este idioma permite expandir los horizontes de la empresa hacia mercados internacionales.

Las carreras relacionadas con la profesión de gerente de negocios son: administración de empresas, contabilidad, finanzas, informática, mercadotecnia,

9.- Abogado

Los abogados son aquellos profesionales a los que acudimos cuando tenemos un problema o situación legal. Esta profesión va más allá de memorizar leyes. En la actualidad un abogado puede desempeñarse en diferentes ámbitos no solo en los juzgados. Algunos ejemplos de empleos para abogados son: asesor jurídico, abogado postulante, representante legal de una empresa, el sector público, así como también, algunos organismos internacionales.

Una de las opciones de trabajo poco exploradas y con buena remuneración es la traducción jurídica, así pues, el abogado al que le apasionen los idiomas puede explotar su potencial en esta área, recomendamos un curso especializado en idioma jurídico, así como un curso para mejorar la fluidez del segundo idioma.

Aprender el inglés en muchas ocasiones es un requisito básico de formación académica, si tus pequeños ya están estudiando este idioma, aliéntalos a estudiar un tercer o un cuarto idioma. Hay más idiomas relacionados a la formación de un abogado: no hace falta mencionar que Italia es la cuna y madre del derecho occidental; además, existen nuevas tendencias de pensamiento jurídico y filosófico con mayor eco en el mundo jurídico y que precisamente son expuestas por juristas italianos. La mejor manera de comprender a estos estudiosos del derecho es entendiendo su idioma original.

8.- Médico

La profesión de médico es al mismo tiempo una profesión del presente como una profesión del futuro. Las exigencias en la investigación en el campo de la salud son cada vez más elevadas pues nos encontramos ante un sinfín de enfermedades y condiciones clínicas desconocidas, así como conocidas en proceso de su erradicación. Desde nanotecnología hasta robots que pueden extirpar un tumor entero, la inteligencia artificial en el campo de salud ha cobrado un tremendo auge pues facilita muchos de los procedimientos en la medicina. Para ser médico es necesario estudiar la carrera de medicina, realizar un internado y si se desea, especializarse en alguna rama.

Es innegable que, como profesión del futuro, la medicina requiere médicos preparados en cuanto a conocimientos clínicos que también hayan desarrollado habilidades tecnológicas. Por lo que te sugerimos que además de su educación formal y académica, también se incorporen cursos o talleres de robótica, programación e idiomas. Tu hijo podría ser el próximo médico que invente un robot que revolucione la medicina.

7.- Psicoterapeuta

El camino para desentrañar los secretos de la psique todavía es largo, es aún un misterio; inspirados en novelas, películas y en personas de la vida real, los psicólogos son esa profesión parte médica, parte social que nos ayudan a entender las cosas cuando sentimos que algo no va bien en nuestra vida.

La gran mayoría de los psicólogos, psiquiatras y psicoanalistas que revolucionaron a la psicología contemporánea checos, americanos, suizos, alemanes, entre otros, por lo que la gran mayoría de la bibliografía en psicología fue escrita en idioma diferente al español, aunque existe traducción precisa de estos textos, en ocasiones es difícil traducir y adaptar una obra de este tipo por la complejidad de tecnicismos que representa, por lo que los idiomas son esenciales si tus hijos quieren desarrollarse como psicólogos. Además de los idiomas, las especializaciones en alguna rama de la psicología son recomendables pues el campo de conocimientos es muy amplio. Esta especialización dependerá del trabajo que se busque obtener, como por ejemplo terapeuta clínico, terapeuta ocupacional, terapeuta cognitivo, etc.

También te sugerimos que inscribas a tus hijos en talleres de emociones, expresión verbal y escrita y en actividades que les ayuden a potenciar sus habilidades de observación en general.

6.- Profesor

No solo en América Latina sino en una gran parte del mundo, la profesión que no puede faltar entre las respuestas de los niños es sin duda la de profesor. Se puede ser profesor en todos los niveles académicos y no se diga la cantidad de materias que se pueden impartir por un profesor. La educación es parte elemental de las personas, chicos o grandes, en todas las etapas de nuestras vidas hemos convivido con profesores. Algunos más estrictos que otros, otros más con habilidades artísticas increíbles. A pesar de las diferencias, de los diferentes estilos de enseñanza y de las exigencias de cada uno, existe algo que los une, y que es la vocación: el amor por enseñar.

Ser profesor implica tener gran conocimiento sobre la materia que se está impartiendo, además de que la paciencia es un rasgo característico de las personas que se dedican a esta profesión; la elocuencia y facilidad de palabra es el día a día de los profesores.

Para desempeñar esta profesión el campo formativo es muy amplio si lo que se busca es ser profesor de educación básica, entonces la carrera de pedagogía es la mejor opción, por el contrario, así, un profesional que optó por estudiar alguna otra carrera, podrá desempeñarse como profesor al contar con estos estudios si cuenta con alguna especialización en educación, por ejemplo, un químico podrá impartir clases de química en nivel medio superior, tal como un ingeniero en sistemas computacionales podrá desempeñarse como profesor de informática. Por el contrario, si se prefiere la educación superior, entonces será necesario obtener un grado académico de maestría o doctorado

También está la opción de ser maestro de idiomas, para lo cual no sólo se requiere la pedagogía, sino el dominio del idioma a enseñar. Existen universidades que cuentan con planes para la enseñanza del inglés o español (para extranjeros) por citar algunos ejemplos.

5.- Constructor

Una de las profesiones predilectas de la niñez en Latinoamérica es la de constructor, desde pequeños, a los niños que con gran posibilidad se dedicarán a esto en un futuro, les encanta construir con bloques y en general con cualquier objeto que tengan a la mano. La construcción de obras es un segmento del mercado muy amplio pues no solo se trata de construir complejos residenciales u hoteleros, también se relaciona con el mantenimiento de estos, adecuación y apertura de vialidades, también se dedican a la creación de proyectos para el aprovechamiento de energía hidráulica, saneamiento y alcantarillado urbano, planificación urbana y rural, entre otros. Un constructor por formación debe estudiar alguna ingeniería tal es el caso de la ingeniería civil, ingeniería hidráulica, ingeniería mecánica, y sus especialidades.

Si tu hijo o hija quieren ser ingenieros o constructores, comienza a abrirles camino desde pequeños con cursos de idiomas. Por poner un ejemplo, uno de los países mayor industrializados, es Alemania, manuales, libros, procesos, piezas para la construcción ¡todo con instrucciones en alemán! Cuando tus hijos se encuentren en su etapa universitaria el idioma ya no será un dolor de cabeza, al contrario, en cierta medida, será parte natural de sus vidas, por lo que el idioma alemán les ayudará no solo a entender mejor su carrera, sino que las posibilidades de intercambio a largo plazo. apuntan hacia este país.

4.- Deportista profesional

Ser deportista profesional exige mucha disciplina y constancia. El deporte no es cuestión de suerte sino de esfuerzo, y en algunos casos, sacrificios, que por supuesto en un futuro serán recompensados. Ser deportista profesional no es exclusivo del futbol, pues existen otros deportes profesionales como el volibol, basquetbol, atletismo, tenis, entre otros.

El camino del deporte no son solo prácticas y ejercicio, también significa estudios. Como deportista profesional, los idiomas no pueden faltar, imagina que tu hijo o hija a su corta edad ha clasificado para alguna competencia internacional, el dominio de otro idioma le dará tanta seguridad a la hora de competir, así como el dominio sobre su deporte. Dejando de lado el tema de las competencias, también existe la posibilidad de unirse a algún club deportivo internacional, qué mejor que hablar un segundo idioma cual si fuera el primero, ¿no crees?

Existen diversas carreras universitarias que se relacionan con la profesión del deporte como lo son: fisioterapia, nutrición, periodismo deportivo, medicina deportiva.

3.- Artista

Las artes no se quedan atrás en el ranking de las profesiones favoritas de la niñez en Latinoamérica, una porción significativa de niños y niñas direcciona sus aspiraciones hacia las artes.

El campo de las artes ofrece una gran cantidad de oportunidades de estudio y trabajo. Existen muchas carreras profesionales para artistas tales como: Bellas Artes, Canto y composición, Danza, Música, artes plásticas, historia del arte, cine y televisión, teatro, ballet, entre otros; así, dependerá de las aptitudes del niño a qué área dedicarse.

El arte no tiene un idioma oficial, pues el arte es un idioma en sí mismo, y ante tal condición, entre más idiomas se dominen, mejores oportunidades de triunfar. por ejemplo, un gran numero de escuelas de producción de cine y televisión se encuentran en Los Ángeles, sin olvidar las producciones teatrales y musicales de Broadway. En el mundo de la música, una de las escuelas más reconocidas por su alto nivel de exigencia se encuentra en Nueva York. Del otro lado del mundo, existe una de las compañías más representativas de Ballet, nos referimos al Ballet Ruso.

Si tu hijo sueña con ser artista, desde pequeño acércalo al arte, lo puedes hacer con cursos de pintura, de moldeado, inscribiéndolo a lecciones de su instrumento favorito, etc.

2.- Streamer

Streamer es un anglicismo derivado de la palabra “stream” y se utiliza para referirse a una persona que transmite contenidos en línea ya sea en vivo o a través de videos pregrabados. Esta profesión se ha vuelto muy popular entre los niños dada la exposición a los medios y redes sociales, por lo que se ha colocado como una favorita dentro de las profesiones del futuro. Si tu hijo te comenta que quiere ser streamer, no te alarmes, los streamers también requieren de educación universitaria.

Para esta profesión te sugerimos algunas opciones dependiendo del tipo y cualidad del contenido que le guste a tu hijo:

Por un lado, si su sueño es tener su propio blog, cargar contenidos y tener una cuenta activa en redes sociales, te sugerimos la carrera de relaciones públicas, marketing y diseño gráfico. Por otro lado, si lo suyo es el contenido a través vídeos entonces te recomendamos las carreras de producción, comunicación, arte y diseño digital.

En ambos campos será necesario que el niño o niña desarrolle habilidades digitales y de programación. Al ser una tendencia actual, existen diversos cursos y talleres que les ayudarán a compartir contenido de una forma efectiva a través de plataformas digitales.

1.- Gamer

Los videojuegos llevan alrededor de setenta años entreteniendo y chicos y grandes. Cada vez es más común que los niños incursionen en este mundo de personajes ficticios, equipos online y misiones como salvar a la princesa. Si a tu hijo o hija le apasionan los videojuegos, lo mejor que puedes hacer es apoyarlo en su formación profesional. Sí, como lo leíste, ser gamer no significa pasar horas frente a un televisor o computadora jugando videojuegos y lo mejor es que en realidad se puede tener una profesión en este ámbito, una profesión del futuro.

Pero ¿Qué carreras puede estudiar mi hijo si quiere dedicarse a los videojuegos? La respuesta es sencilla: Ingeniería en desarrollo de videojuegos, programación de videojuegos, diseño y arte para videojuegos, Licenciatura en animación digital y videojuegos, diseño gráfico, mercadotecnia, Ingeniería en sistema de software.

Como te habrás dado cuenta, dedicarse a los videojuegos en verdaderamente una profesión del futuro, por lo que tu hijo puede ser todo un gamer y al mismo tiempo un ingeniero. No te olvides de los idiomas, pues los videojuegos suelen estar programados en inglés.

Elegir una profesión es una decisión muy importante en la vida de una persona. La mejor forma de lograr que tus hijos alcancen y materialicen sus sueños profesionales es apoyándolos desde su niñez. Observa tu hijo, ¿Qué es lo que realmente le apasiona? ¿En qué ámbitos sobresalen sus habilidades? Una mente ocupada es una mente productiva, en un futuro te agradecerán el que hayas complementado su educación académica con actividades extracurriculares e idiomas que les ayuden a comprender su verdadera vocación. La educación en el presente es fundamental para la profesionalización del futuro.

Impulsa el desarrollo de tus hijos mejorando sus habilidades en inglés con nuestro curso de vacaciones Kids From Home 100% online para niños y adolescentes de 5 a 18 años. Este programa intensivo ayudará a tus hijos a aprender en un ambiente lleno de actividades con clases interactivas que fomentan su creatividad mientras estudian. Kids From Home inicia el 08 de noviembre 2021.

Nota tomada de Berlitz México, por Minerva Cesena